¿Cómo mantener la piscina limpia y caliente en invierno?

Compartir esta publicacion

Si tienes una piscina en el jardín también puedes disfrutar de ella en invierno. «España es el lugar perfecto para disfrutar de tu piscina durante todo el año. Solemos tener una media de 2.500 horas de sol al año; de hecho, es el tercer país del mundo con más piscinas, después de Estados Unidos y Francia», informa la revista micasa.

¡Con los siguientes consejos podrás disfrutar de tu piscina con el agua limpia y caliente!

La temperatura ideal de baño está en torno a los 27 °C o 29 °C, ya que gran parte de la temperatura del agua se pierde por la superficie, debes recurrir a los cobertores.

En los meses más fríos coloca sobre la piscina una cubierta rígida, fija o retráctil, que permita dejarla abierta en los meses de verano. Las cubiertas rígidas mantienen el agua limpia, además impide que los niños o las mascotas caigan o tengan algún accidente.

Para calentar el agua puedes utilizar sistemas solares o bombas de calor, en función de la zona geográfica en la que te encuentres. Aprovecha la luz del sol para instalar calentadores solares que aumente la temperatura del agua de la piscina entre 3 y 6 °C.

Las bombas de calor son idóneas para piscinas grandes, ya que pueden calentar el agua de piscinas con una capacidad de 200 m². Es un sistema de calentamiento rápido, silencioso y con un consumo eléctrico menor.

Los calentadores eléctricos se adaptan a cualquier sistema de filtrado y utilizan la energía eléctrica para calentar el agua depositada en el filtro. Son silenciosos, muy resistentes y económicos.

Es necesario disponer de una potencia eléctrica alta para que estos calentadores puedan funcionar en perfectas condiciones.
Es muy importante mantener el agua limpia, así que opta por un limpiafondos de piscina, eléctricos o hidráulicos, que proporcionan una limpieza automática de interior de la piscina.

También debes cepillar las paredes y comprobar que el prefiltro no tiene hojas ni ningún residuo. El equipo de depuración debe estar en funcionamiento 30 minutos al día, para eliminar la humedad que tengan los equipos eléctricos.

Es aconsejable aplicar los tratamientos necesarios para el mantenimiento de la piscina, como utilizar un desinfectante de cloro y contra algas. Es aconsejable mantener el agua entre 7,2 y 7,6 de pH, que son los niveles dentro de los cuales se evita que se ponga turbia y aparezcan algas

Si la piscina tiene una coronación de piedra artificial es fundamental limpiarla. Este material soporta muy bien los cambios climático y requiere poco mantenimiento.

Los profesionales de Prefabricados Egea explican que utilices un jabón neutro y un cepillo que tenga cerdas de nylon. Para no dañar el material, evita la lejía y el amoníaco porque pueden quitar el brillo o dañar la piedra.

Los expertos explican que limpies con movimientos circulares. Utiliza el agua caliente para eliminar las manchas de la piedra.
Para ello, opta por una hidrolimpiadora que expulse el agua caliente a presión. También puedes apostar por el agua oxigenada para ablandar la suciedad.

Mezcla medio cubo de agua con 300 ml de agua oxigenada y limpia la superficie con un cepillo de cerdas suaves. También puedes utiliza cloro, pero este producto es aconsejable si lo mezclas con agua. ¡Friega la piedra, dejar actuar unos minutos, y enjuaga con agua!

La revista ¡HOLA! informa que «para prolongar en el tiempo esa limpieza profunda que le has hecho a la piscina, y conseguir que dure hasta la próxima temporada, es fundamental utilizar un cobertor adecuado. Los protectores o cubiertas de piscina suelen estar realizados en poliéster recubiertos de PVC. Los hay de verano y de invierno, más fuertes y resistentes. Estos últimos son los que tienes que poner para proteger la piscina en invierno. Si eliges un modelo opaco evitarás que pase la luz y, por tanto, la proliferación de algas (necesitan luz para desarrollarse)».

Los expertos explican que la falta de mantenimiento puede generar problemas de salud a los usuarios como pie de atleta, irritación nasal, diarrea, otitis, dermatitis, etc.

¿Cuáles son las ventajas de mantener la piscina limpia en invierno?

Las ventajas son las siguientes:

Menor impacto medioambiental: Mantener la piscina limpia en lugar de vaciarla tiene un impacto medioambiental mucho menor.

Reducción del gasto económico: Si evitas vaciar la piscina será mucho más rentable, lo mejor es reutilizarla durante tres temporadas.

Aumento de la vida útil de la piscina: Si mantienes el agua de la piscina en los niveles correspondientes de PH durante el invierno evitas que se deterioren los materiales de la piscina.

¡Con estas recomendaciones puedes disfrutar de tu piscina todo el año!

Más para explorar