Todo lo que debes saber sobre el Palo Santo

Compartir esta publicacion

El incienso ha formado parte nuestra vida desde hace siglos. Fíjate si hace tiempo que su invención se ha datado de hace 3000 años. Lo curioso de este invento es que es algo a lo que estamos tan acostumbrados que apenas prestamos atención a las propiedades que pueden traer consigo cada uno de ellos.

No solo hablo de propiedades espirituales (que también), sino físicas.

 

¿Qué es el incienso?

Lo que llamamos incienso no es nada más que resina aromática a la que puede añadírsele (o no) algún tipo de aceite para potenciar su olor. Hay de muchos tipos y en muchos formatos. Unos vienen en varitas de incienso, que cuando se encienden van desprendiendo su rico aroma por toda la casa, otros vienen en piedrecitas de incienso fabricadas con el mismo material que las varitas. Otros vienen en aceite aromático, el cual solo hay que ponen bajo una fuente de calor para que se vaya consumiendo y esparciendo lentamente.

Podemos encontrar miles de olores diferentes… Por supuesto algunos más naturales y beneficiosos que otros.

Hoy en día lo usamos para muchas cosas: se usa en Semana Santa, en la Iglesia, lo usamos en nuestro hogar para impregnarlo de nuestro olor favorito o lo usamos para relajarnos, también se usa para ambientar una sala de masajes y darle a cualquier lugar el olor ideal para ese momento o para asignarle una función…

Son tan diversos sus usos que nos hemos acostumbrado al olor de un incienso cuando entramos en un sitio y nos llega su fragancia.

 

Pero, fuera de los olores típicos

Existen inciensos muy exóticos y poco conocidos: madera, sándalo, jazmín, opium… y sí, por supuesto, el incienso de Palo Santo.

 

Vamos por partes: ¿qué es el Palo Santo? Hagamos un poco de historia

El palo santo (no hablamos del incienso, sino de un palo de madera que se quema para usar su humo y su olor) proviene de la corteza de un árbol llamado Bursera Graveolens (de casi 10m de altura). Esta joya crece en Perú, Ecuador, Bolivia y en Brasil.

Vale, pero ¿cómo se hizo tan conocido? Pues porque los chamanes incas usaban el Palo Santo en sus rituales (tanto religiosos como espirituales). Quemaban el Palo Santo para múltiples funciones, tales como atraer la buena fortuna y alejar la negatividad que hubiese a su alrededor.

A raíz de ahí, el Palo Santo se ha ido usando en todas partes del mundo y, en la actualidad, no hay lugar que no conozca este trozo de madera.

Lo que hace diferente a este trozo de madera de cualquier otra es que NO puedes arrancarle una rama para poder usar sus propiedades: has de dejar que muera en la naturaleza de forma natural, de mayor, de anciano, como cualquiera de nosotros, para que su tronco permanezca intacto durante los 7-8 años y que pueda crecer con todas sus propiedades intactas. Haciendo esto, no solo nos aseguraremos de conseguir un aroma mucho más penetrante, sino que las propiedades serán mucho más intensas y largas en el tiempo.

Esto sin contar, además, con que es bueno para el medio ambiente permitir que un árbol, cualquiera que sea y para lo que se use, nazca, crezca y muera de forma natural, sin intervención alguna del hombre.

 

Lo bueno del Palo Santo son sus propiedades… tanto espirituales como medicinales

Ya no solo se usa en países latinoamericanos, porque es tan conocido que se ha extendido por todas partes del mundo. No solo por su olor (que te reto a olerlo y no adquirir un trozo, porque es penetrante), sino por todo lo que puede ofrecernos a niveles espirituales y físicos.

 

  • Propiedades espirituales del Palo Santo
    • Emite buena energía, que es, esotéricamente hablando, lo que más suele interesarnos. Quemar este material hace que las malas energías se alejen del lugar que impregnamos con su humo y atrae las buenas energías, lo que puede facilitar mucho nuestro día a día.
    • Limpia y purifica el ambiente. Es muy usado, además, para purificar un ambiente no tan solo de malas energías, sino de malas presencias. Es decir, usar repetidamente este artefacto puede ayudarnos a expulsar seres dañinos que estén merodeando y haciéndonos daño y puede protegernos de ellos.
    • Ayuda a realizar una meditación más profunda, porque su aroma hace que te sea más fácil introducirte en una meditación y alejarte del mundo material y sus estímulos. Por lo tanto, es un buen aliado para meditar.

 

  • Propiedades medicinales del Palo Santo
    • Trata afecciones estomacales.
    • Sirve, además, para aliviar dolores musculares.
    • Su aceite aromático puede contener propiedades antidepresivas y diuréticas.
    • Posee un 62,88% de a-terpineol y limoneno, es rico en antioxidantes y fitoquímicos, lo que da unos beneficios amplios a nuestro organismo.

 

Hoy en día, puedes encontrarlo en cualquier parte

No solo en forma de madera, que es lo más aconsejable (porque se usa directamente tal cual sale del árbol), sino en forma de incienso e, incluso, de infusión.

Son tantos los usos y sus posibilidades que se ha expandido por todas partes y, ahora, puedes acceder a él a través de tiendas como El árbol de la vida, una tienda ritualista especializada en la venta de todo tipo de velas, palo santo, minerales y aceites, entre muchos otros.

 

Más para explorar