Los pros y contras de una secadora en casa

Compartir esta publicacion

Tener una lavadora en casa es más que necesario, sin embargo ya pensar en una secadora lo vemos más como algo secundario, una decisión que puede ser más por lujo que por funcionalidad.

Si estás pensando en adquirir una, pero no te decides, hemos consultado con los expertos en lavadoras y secadoras de Lavatur y nos hablaron de los pros y los contras de esta opción. Sigue leyendo y entérate.

Pros de las secadoras

  • Secadora = mayor calidad de vida

No hay nada mejor como secar la ropa al sol. Muchos se preguntarán ¿por qué comprar una secadora si puedes secar tu ropa al sol y ahorrar en consumo energético’.

Y es que si es verdad que las secadoras no son un dispositivo necesario dentro de la casa, pero no se puede negar que nos brinde una mejor calidad de vida. Tu ropa no se mojará si llueve, no se desteñirá con los rayos UV, y podrás tenerla seca mucho más rápido que si tienes que tenderla de cara al sol muy útil sobre todo en invierno cuando a veces hay que esperar días hasta que el poxo sol que hay seque nuestras prendas.

De hecho, es justo en estas épocas de frio que es cuando más nos pensamos la idea e comprarnos la secadora, ya que nuestra ropa tarda mucho en secar, no tenemos espacio donde tenderla, se llena de olor, contrae humedad alrededor y termina fría como un hielo cuando vamos a recogerla. Eso sin contar la pereza normal que suele invadirnos al tener que tender toda la ropa mojada.

  • Secadoras rendidoras

La primera queja en cuanto al uso de secadoras es en relación al aumento del consumo energético que tendremos en casa. Ante esto, se han desarrollado tecnologías avanzadas que permite que muchas secadoras hoy en día en el mercado tengan consumos eléctricos de apenas a los 200kWh/año (para un promedio de 160 ciclos al año) y que harán que el coste eléctrico no supere los 4 € mensuales adicionales.

Igualmente, la ropa sale tan bien cuidada que en la mayoría de los coas no tendrás que planchar las prendas que has lavado y esto también ayuda a reducir el monto de tu factura eléctrica mensual.

  • Secadoras contra los ácaros

Otra ventaja de las secadoras es que son grandes aliados en contra de los ácaros que tanto molestan a las personas alérgicas. Esto porque las altas temperaturas a las que seca la ropa los mata.

  • Exquisitos aromas

Cuando secamos nuestra ropa en la secadora, esta ayuda a conservar el olor a suavizante, y por supuesto, que al no tenderla en la terraza, la protegemos de que se le pegue el olor a sardina que proviene de la cocina de tu vecino.

Contras de la secadora

Entre los primero contras de las secadora es que , primero que nada, es otra máquina que hay que colocar en la cocina, ocupando espacio entre la lavadora, la cocina, la nevera, etc.

Además, que representa un gasto más, no solo en la adquisición del aparato, sino en su consumo eléctrico mensual y en sus correspondientes reparaciones, repuestos y trabajos de mantenimiento.

  • Puede desgastar tus prendas

Si no sabes cual programa es el adecuado para cada tipo de prenda, estas pueden surgir algún desgaste. Igualmente, las secadoras son ideales para sábanas y toallas, pero no para tus prendas delicadas.

  • Todo tiene un límite

Otro problema de las secadoras es que tiene  una vida útil estimada de 10 años, y llegados a este tiempo, dejan de funcionar, por lo que hay que volver a invertir en una nueva.

La alternativa de la lavadora secadora

En caso de que queremos una secadora, a pesar de sus contras, ya que valoramos más las ventajas que va a ofrecernos o sencillamente nos queremos regalar ese flujo; pero queremos ahorrar en espacio, podemos más bien comprar una lavadora secadora.

Otro punto a favor de estos aparatos que combina  ambas unciones, es que además de ahorrar espacio, nos ahorra tiempo y esfuerzo, ya que no tenemos que trasladar la ropa de una máquina a otra para lavarla y secarla, sino que todo lo hace el mismo dispositivo.

El problema aquí, además de los contras que ya habíamos mencionado anteriormente, es que al ser una maquina con doble funcionalidad, tenderá a ser más delicada y a poderse estropear más fácilmente.

Tipos de secadoras para elegir

Ya te has decidido a invertir en una secadora, ahora tendrás que decidir entre el tiempo, de los cuales hay variedad en el mercado, todos con funcionalidades y características diferentes y pensados para todos los tipos de ropa.

Según un estudio de la OCU, «hace algunos años anunciábamos un cambio de tendencia en el mercado de las secadoras. Aquellas conocidas como secadoras de condensación estaban creciendo rápidamente, desplazando a las secadoras de evacuación. Hoy dicho desplazamiento es aún más marcado, especialmente con la aparición de las secadoras de condensación con bomba de calor, que son mucho más eficientes. Este cambio nos ha llevado a que dentro de los productos que elegimos para analizar ya no entren las secadoras de evacuación, como un intento de impulso a los electrodomésticos más eficientes».

Aquí, algunas de las opciones por las que puedes optar:

  • Secadoras de evacuación

Se trata de las lavadoras de siempre, que cogen aire del exterior, lo calientan mediante resistencias eléctricas, el aire caliente se introduce en el bombo donde recoge la humedad de la ropa y después se expulsa por un tubo al exterior.

La principal ventaja aquí es en términos de presupuesto, ya que son las más baratas de las opciones gracias a su sistema sencillo y a su bajo riesgo de averías. No obstante, hay mejores opciones en el mercado que no nos obligan a tener que sacar un tubo hacia el exterior de la casa y que son mas ahorradoras .

  • Secadoras de condensación

Estas secadoras, también calientan el aire con resistencias eléctricas, el cual entra en el bombo con la ropa mojada para sacar la humedad. La diferencia principal con las anteriores es que es un circuito cerrado, donde el aire húmedo, en vez de ser expulsado al exterior, se introduce en un intercambiador refrigerado, haciendo que se condense la humedad que transporta en una bandeja. Ese mismo aire, vuelve a pasar por las resistencias eléctricas y vuelve a entrar en el bombo. De esta manera, al no ser aire nuevo del exterior es necesaria menos energía para elevar la temperatura, volviéndolas más eficientes que las de evacuación.

Así, lo m atractivo de esta opción es que al no renovar el aire con cada ciclo, estas secadoras son más eficientes que las de evacuación, ya que se necesita menos energía para volver a calentar el aire. Además, al no tener tubo exterior, no supone complicaciones a la hora de instalar. Quizá, su único y mayor inconveniente es que se necesita vaciar la bandeja donde se condensa la humedad

  • Secadoras de condensación con bomba de calor

El circuito de este tipo de secadoras es exactamente igual a la anterior, solo que pueden llegar a ser hasta 3 o 4 veces más eficiente.

Es el modelo más eficiente de todos, en términos de los resultados que se obtienen, variedad de programas y ruido que hacen, entre otros. Justamente por eso es que su precio es el más elevado, por lo que se debe hacer un desembolso bastante significativo.

Consejos para elegir secadora

Lavatur nos recomienda toma en cuenta lo siguiente para elegir nuestra secadora:

  • Capacidad. La capacidad de este aparato se va a medir en función de los kilos de ropa que puedes introducir cada vez y debe ser una donde puedas meter el máximo de ropa mojada que necesitas, tomando en cuenta que esta pesa más y ocupa más espacio que cuando está seca.
  • Coste. Para evaluar si el coste es justo  o solo hay que tener en cuenta el coste del aparato al momento de la compra, sino también el de su consumo mensual. El sobre coste que pueda tener una secadora más eficiente, puede verse compensado con el uso (ten en cuenta que la vida de una secadora pueden ser más de 10 años). Incluso, toma en cuenta las condiciones de entrega, pue sería bueno pagar un poco más si se te garantiza ser entregada e instalada directo en casa.
  • Dimensiones e instalación– Otra característica que debes comprobar es si la secadora tiene algún requisito a la hora de instalarla como pasa con de evacuación que necesita de tener un tubo de salida hacia el exterior y esto limita mucho el espacio en el que se puede colocar.
  • Programas. Debes verificar que tenga buenas funcionalidades, con los programas de secado adecuados para cada tipo de prenda, que evite que alguna de estas se dañe. También es importante la exactitud con la que la secadora se ajusta a sus programas, es decir, que el grado de humedad de la ropa sea el que indica el programa.

Más para explorar

Living

Los pros y contras de una secadora en casa

Tener una lavadora en casa es más que necesario, sin embargo ya pensar en una secadora lo vemos más como algo secundario, una decisión que puede ser más por lujo que por funcionalidad. Si estás pensando en adquirir una, pero no te decides, hemos consultado con los expertos en lavadoras y secadoras de Lavatur y nos hablaron de los pros y los contras de esta opción. Sigue leyendo y entérate.

Moda

¿Cuál es el mejor material la fabricación de ropa para tu bebé?

Cuando escogemos nuestra ropa, solemos hacerlo en base a diseño, precio, durabilidad, calidad del tejido, pero estos aspectos a evaluar cambian cuando se trata de la ropa para nuestro bebé, ya que aquí el aspecto que prima es la conveniencia de las telas utilizadas, pensando en que la piel de los recién nacidos es muy delicada y susceptible a mostrar alergias e irritaciones a cierto tipo de telas.