Cómo recuperar tu figura después del parto

Compartir esta publicacion

El cuerpo de una mujer cambia drásticamente durante el embarazo. Pero con una buena dieta y ejercicio, puedes recupera tu figura después del parto más fácilmente de lo que piensas. Te indicamos los mejores trucos:

Es muy común que las mujeres quieran establecer por sí mismas una rutina de ejercicios y una dieta estricta después de dar a luz a su bebé. ¡Están ansiosas por recuperar de inmediato su figura después del parto! Sin embargo, esto no es una obligación, y nadie debería exigirlo.

Necesitas entender que la maternidad cambia drásticamente el cuerpo de la mujer. No te recuperarás inmediatamente. Deja que el cuerpo se recupere el tiempo que sea necesario y a su ritmo.

Si la madre goza de buena salud, no debe esforzarse para recuperar su figura. Tiene que ser una decisión personal sentirse bien consigo misma, y nada más que eso.

Hazte amiga de tu nuevo cuerpo

No todas las mujeres ven o se sienten mal con unos kilos de más. Muchas mujeres realmente aman sus estrías, ya que simbolizan su maternidad. También hay mujeres que se sienten bien solo si tienen un estómago plano, piernas tonificadas y una figura bonita.

Puedes recuperar tu figura después del parto con una buena dieta y una rutina diaria de ejercicios. No es imposible. Solo necesitas perseverancia y convicción.

Solo recuerda que no verás cambios de la noche a la mañana. Es un proceso largo y lleva tiempo obtener buenos resultados.

Antes de comenzar, es importante que consultes a tu médico para que pueda controlar tu progreso. Él o ella puede ayudarte a diseñar un plan, calcular cuánta comida necesitas y establecer tu rutina de ejercicios.

Algunos expertos recomiendan comenzar a restaurar la figura solo 4 meses después de dar a luz. En ese momento, tus órganos están de vuelta en sus lugares normales. Tus hormonas están un poco más estabilizadas y tu metabolismo comienza a acelerarse.

Tips para recuperar tu figura después del parto

Después de 4 meses, la madre también se ha adaptado (¡con suerte!) a la rutina del nuevo bebé. Te permite organizarte de forma un poco más fácil y comenzar con tu entrenamiento. Aquí hay algunos consejos:

1. Sin pensamientos negativos

Es importante asumir el desafío de los pensamientos positivos. Necesitas animarte a ti mismo y ser capaz de confiar en tus seres queridos. La negatividad se convierte en un obstáculo en el camino para lograr tus objetivos. Por lo tanto, debes comenzar cada desafío con la mejor actitud posible.

2. Un embarazo activo facilita la recuperación

Durante los 9 meses de embarazo, es una buena idea ejercitarse. Eso incluye caminar, yoga, aeróbicos y levantamiento de pesas. Luego, después de dar a luz, será más fácil para tu cuerpo volver a tu rutina de ejercicios.

3. La lactancia materna quema calorías

La lactancia materna en realidad hace que la madre queme muchas calorías, lo que ayuda a perder peso. Gran parte de la leche acumulada sale naturalmente. Gracias a esto, perderás algo o unos pocos kilogramos en solo unas pocas semanas.

4. Dale tiempo al cuerpo para descansar después del parto

El ejercicio, además de ser muy saludable, evita que se formen coágulos de sangre debido a la inactividad. Si tuviste un parto vaginal, en realidad puedes comenzar a hacer ejercicio tan pronto como dos días después de dar a luz. Con eso nos referimos a ejercicios simples y muy suaves, como sacudir los pies, doblar los tobillos, girar el cuerpo de lado a lado y ponerse objetos ligeros con los pies.

Debes esperar para entrenar tu estómago hasta después de al menos 4 semanas.

5. Ten una alimentación saludable

Es importante tener una dieta balanceada que incluya verduras, frutas, cereales, minerales, vitaminas y alimentos bajos en calorías. Te ayudará a obtener la energía que necesitas para hacer ejercicio. Además, promueve tu piel y tu sistema inmunológico.

Evita las grasas saturadas y los alimentos con alto contenido de azúcar. Siéntate libre de cocinar la carne, cocinar al vapor tus verduras y evitar freír.

6. Utiliza un cinturón de soporte

Un cinturón de soporte es una buena opción para recuperar tu figura después del parto. Puedes aprender fácilmente cuándo y cómo usarlo.

Si te sometiste a una cesárea, puedes usar un cinturón de soporte después de 8 semanas. Ayuda a proteger tu piel mientras pierdes peso a través de una dieta adecuada y ejercicio.

7. Duerme boca abajo

¡Esta posición para dormir en realidad puede ayudar a que tu estómago se aplane gradualmente! También permite que tu espalda y piernas se relajen, mejorando tu postura y haciéndote sentir más relajado.

8. Bebe mucha agua

Tu cuerpo necesita recuperar su equilibrio. Beber mucha agua es muy importante para ello. Recuerda que consistes en un 70% de agua. El agua te ayuda a deshacerte de las toxinas y acelera tu metabolismo, lo que te permite quemar rápidamente la grasa acumulada en tu cuerpo.

9. Ten paciencia y perseverancia

Es un largo viaje. Tu estómago es la parte del cuerpo más exigente, la que muestra resultados muy tarde. Tienes que mantener la esperanza, ser consistente y paciente. Lograrás tus objetivos antes de que te des cuenta.

Si está desesperada por recuperar su figura y tarda más de lo esperado, puede sufrir de depresión postparto.

Así que dale a tu cuerpo el tiempo que necesita, ámate a ti mismo tal como eres y establece metas razonables. ¡De esta manera seguramente tendrás éxito!

10. Añade un tratamiento de estética después de un tiempo prudencial

Tal y cómo indican los profesionales de Cenydiet, podrás hacerte algún tratamiento de estética de postparto cuando haya pasado un tiempo prudencial, incluso recomiendan este tratamiento de depilación láser en Jaén para ganar en comodidad. Generalmente, cuando el médico o ginecólogo ha establecido tu rutina y con el tiempo, no ha habido resultados, puedes darle una ayuda a tu cuerpo con algún tratamiento de estética de postparto, siempre de manos de profesionales.

Métodos diferentes para recuperar tu figura después del parto

Vamos a plantear 4 métodos eficaces para poder restaurar tu figura después del parto, y que puedes llevar a cabo:

Método 1. Adiestramiento

Combinar estiramientos y una dieta ligera, es increíblemente útil. Pero recuerda que no puedes darle mucho estrés al cuerpo durante la lactancia, porque las toxinas liberadas durante los deportes se eliminan con la ayuda de líquidos y, desafortunadamente, la leche materna no es una excepción. Además, con los deportes intensos, el cuerpo pierde el líquido que se necesita para la lactancia. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado al comienzo de la sesión.

Se recomienda dedicar al menos 15 minutos al día a ejercicios físicos incluso en el hospital de maternidad. Deja que sea para levantar las piernas mientras estás acostada en la cama o sentada, pero la carga debe ser ligera.

En el primer mes después del parto, se recomiendan tres series de cinco a siete minutos (pero solo después del final del sangrado después del parto).

IMPORTANTE: ¡El ejercicio no debe doler!

Después del nacimiento, trata de evitar el dolor en absoluto, si es posible.

Ejercicios después del parto sin material:

  1. La posición inicial es boca arriba. Las piernas están dobladas en las rodillas. Manos a lo largo del cuerpo. Arrancamos la pelvis del suelo. 5-7 repeticiones.
  2. La posición inicial se encuentra en el suelo. Sacamos la pelvis del suelo y alternativamente levantamos la pierna estirada lo más alto posible. 7-10 repeticiones.
  3. Desde la posición supina levanta la pierna recta. 10-15 repeticiones.

Ejercicios de Fitball:

  1. Sentado en la pelota, con los pies en el suelo, rodando hacia adelante y hacia atrás, izquierda y derecha.
  2. Presiona la pelota entre los muslos y la pared. Haz sentadillas haciendo rodar la pelota entre la espalda y la pared.
  3. Desde la posición supina, con la pelota entre las piernas, la levantamos y la tomamos de las piernas con las manos. Luego lo enviamos en orden inverso.
  4. No te olvides de los ejercicios de Kegel, y la recuperación irá mucho más rápido.

IMPORTANTE: en ningún caso debes hacer ejercicios en posición rodilla-codo en el primer mes después del parto. ¡Esta posición, combinada con el ejercicio, puede causar embolia de aire (la formación de burbujas de aire en el lugar de unión de la placenta).

Método 2. Baño y masaje

El baño está definitivamente prohibido hasta que se detenga el sangrado después del parto. Y antes de la primera visita al baño o sauna después del parto, es recomendable consultar con tu ginecólogo.

También debes tener mucho cuidado con el masaje. El masaje de las piernas, brazos, espalda y cabeza es maravilloso y útil, especialmente para las madres con bebés. El masaje alivia el estrés y la tensión general. Pero con el estómago debes tener cuidado, ya que el aumento de la circulación sanguínea puede causar sangrado.

Método 3. Descansa

Para un retorno exitoso y armonioso a las formas anteriores, es necesario, por todos los medios, descansar. Si no puedes dormir lo suficiente por la noche, ves a la cama durante el día entre comidas. Al principio es mejor confiar las tareas domésticas a papá o abuela. Y en general, nadie ha muerto por tener tareas del hogar por hacer, y la depresión postparto no es necesaria para ninguno de nosotros.

Método 4: Bebe y Come en pequeñas porciones varias veces

No olvides beber y comer cinco veces al día por una porción de no más de 150-200 gramos, ya sea gachas, sopa, cereales, estofado, verduras. Las comidas fraccionadas, combinadas con ejercicio regular, descanso y lactancia, te pondrán en forma antes que el estrés y la dieta.

Conclusión

Pide ayuda, tanto profesional como familiares o amigos. No quieras abarcar con todo, ya que cuidar de un recién nacido es agotador.

Más para explorar