Consejos para reformar en una reforma integral

Compartir esta publicacion

Las reformas integrales suelen ser temidas por los problemas que suponen las obras en sí mismas, desde el polvo a los ruidos, pasando por la suciedad o que no se va a poder usar la vivienda en la que se produzca la reforma.

No debemos olvidar que una reforma total de una vivienda, local u oficina supone que es necesario afrontar un desembolso importante en lo económico. Aunque se fraccionen los pagos sigue siendo un gasto de lo más importante.

A veces es complicado saber en qué debemos reducir los gastos para que una reforma nos salga más económica. Muchas veces se piensa en bajar un poco la calidad de los materiales, pero es algo que no debemos hacer, como tampoco ponernos nosotros a ello cuando no tenemos los conocimientos suficientes para hacerlo bien como si lo tienen los profesionales.

Vamos a ver algunos de ellos:

Solicita siempre varios presupuestos antes de elegir una

Por este motivo será necesario que acudas a varias reuniones donde tendrás que explicar bien lo que quieres hacer. Según los profesionales de reformaintegralgranada.es es un punto importante para que la empresa también se haga una composición de lugar y así se pueda llegar a un acuerdo o el presupuesto que te den sea el más aproximado posible.

Antes de que el presupuesto sea aceptado, contacta con la empresa elegida para ver si se ajusta algo más

Por lo general, los presupuestos se desglosan por actividad, por lo que es posible que haya alguna clase de concepto del que se pueda prescindir. Todo ello hay que discutirlo con la empresa de reformas, pues hay veces que ese concepto puede ser más importante de lo que creemos.

Encarga siempre la reforma a una sola empresa

Aunque es algo que puede parecer algo evidente, es algo que tiene muchas ventajas, se ahorra en la reforma integral y también en materia de presupuesto. Además también se reduce el tiempo que se tardará en finalizar.

Ahorro en materiales sin que se reduzca la calidad

De cara a reducir la factura final de la obra no se debe escatimar en materiales, pero sí que podemos ahorrar en muchos aspectos. Piensa que vas a tener que invertir algo de tiempo para ahorrar. Hay que ver en donde es posible conseguir los mismos materiales a precios más bajos

Cuando los precios sean parecidos en los proveedores, busca que te haga precio especial

Esta puede ser una buena política, dile que le comprarás a él la totalidad de materiales de la obra. Por lo tanto, negocia un descuento por el volumen que compres. Seguro que te va a sorprender la gran cantidad de dinero que es posible ahorrarse actuando así.

Para sanitarios o muebles de cocina, las grandes superficies

A veces tienen unos grandes descuentos de los que te puedes beneficiar y además casi en cualquier época del año.

Realiza cambios en las puertas, suelos o paredes

Si quieres ahorrar, puede ser interesante saber qué clase de mejoras te gustaría realizar. Piensa que muchas veces existen opciones que van a darte un gran resultado y más en cuanto a lo económico.

Las puertas interiores de madera maciza son muy caras

No hace falta que todas sean macizas o incluso es posible no tenerlas. Para ello se puede elegir un modelo huecos, donde haya una plancha de madera en cada lado, pero con hueco entre las dos.

Aprovecha las puertas en lugar de poner unas nuevas

Se puede cambiar el aspecto para que queden bien con el aspecto nuevo de la vivienda. Barnízalas o lácalas para que cuenten con un nuevo aspecto.

Cambio de suelo

Si deseas cambiar el suelo por uno de madera para que sea más agradable y hogareño, piensa si vas a precisas que sea de madera o te valdrá con uno de parquet, que puede ser más económico.

Objetos con poca importancia como un enchufe o interruptor pueden ayudar a ahorrar

En el mercado existen multitud de tipos de enchufes o interruptores, que tienen varios materiales. Lo mismo podemos decir de los acabados. Por todo ello, no tienes que elegir detenidamente los enchufes que quieres instalar, pues suele haber diferencias de precio importantes entre los diferentes proveedores. Busca al que te lo venda más económico.

Cuando tengas los muebles con los que te quieres quedar, no lo olvides para la planificación de las obras

Primero díselo a la empresa que hará la reforma, puesto que muchas veces van a tener que adaptar las acciones a realizar en dicho mueble, como el tamaño y disposición. De no decirlo, va a ser posible que tengas que deshacerte de ello por no caber en donde lo querías colocar.

Más aspectos que pueden ayudar a ahorrar dinero en una reforma integral

Vamos con ellos:

Antes de empezar una reforma, deberás enterarte si es posible solicitar alguna clase de ayuda o subvención por obra. Caso del cambio de la caldera o para mejorar el aislamiento. Existen municipios en los que se conceden diferentes subvenciones anuales por una serie de conceptos que pueden hacer que la reforma salga más barata.

Elige también la época del año que sea la mejor para que se produzca la obra. Por lo general, una reforma integral en casa lo que implica es que haya que mudarse fuera una serie de días. Esto podemos hacer que termine coincidiendo con un periodo en el que pidas vacaciones y te puedas marchar de viaje.

De esta manera vas a poder ahorrarte el gran gasto que supondrá tener que acudir varios días a un hotel o que tengas que alquilar un piso fuera de vacaciones. Por lo general, suele ser en verano el mejor momento para realizarlas.

Toda obra implica que hay que esperar a que se sequen los componentes, por lo que el calor lo que hace es acelerar el proceso.

Esperamos que todos estos consejos hayan sido de utilidad y puedas ahorrar un pico bastante importante cuando te pongas a realizar tu reforma integral. ¡Suerte con todo ello y paciencia con las obras que se realicen!

Más para explorar