La decoración de los hoteles, una oportunidad de mercado si los convertimos en temáticos

Compartir esta publicacion

Hoy en día tan solo nos basta llevar a cabo una búsqueda en internet para ver la cantidad de hoteles que tenemos a nuestro alrededor. Por ello, una buena decoración o tematizar un hotel es una interesante solución para optar a un buen niño de mercado. En este sentido, a lo largo de las próximas líneas os mostraremos con la decoración ha tematizado unos hoteles que, a bien seguro, os encantará visitar por todo el mundo.

  • Hotel de hielo. El “Hôtel de glace” está ubicado en Quebec, Canadá, y está hecho completamente de hielo y nieve. Por sí misma, la construcción es una obra de arte, puesto que todo el mobiliario, incluyendo las lámparas, está esculpido sobre hielo. Cuenta con suites temáticas, salones, vestíbulo, cine, capilla y un famoso bar de hielo: el Absolut. Este hotel, llamado por muchos, una joya arquitectónica, se encuentra a varios grados bajo cero. Con sus 3.000 m2 de superficie, este lujoso y excéntrico hotel, requiere 15.000 toneladas de nieve y 500 de hielo para su construcción y mantenimiento, que se realiza durante 5 semanas cada vez que se comienza a derretir. Por ello hay ciertas temporadas en las que el hotel se encuentra cerrado. Además, en Andorra, ya existe otro hotel similar que cuenta con seis iglúes: Iglú-Hotel
  • Alcatraz, Hotel cárcel. En este extraño concepto de hotel las habitaciones cuentan con un inodoro al lado de una estrecha cama. El hotel está rodeado por alambres de púas y barrotes de acero en las pequeñas ventanas y se le da al huésped, un pijama a rayas. El Hotel Alcatraz, en Kaiserslautern, Alemania, fue construido en lo que hace muchos años fue una prisión, por eso, aquellos que quieran sentir que se siente estar preso, tal vez puedan conseguir una idea, por 70 euros la noche.
  • Hotel bajo el mar. El Poseidón Undersea Resort es uno de los hoteles temáticos con la ubicación más original que puede haber en el mundo: 20 metros bajo el agua. Por el momento es el único hotel bajo el agua, ya que hay otro proyecto de hotel bajo el agua: Hydropalace de Qingdao, en China, anclado al Mar Amarillo. Este hotel se inauguró en 2010 y cuenta con paredes de vidrio, estilo pecera, así que podrás disfrutar de la fauna y de una espléndida vista natural en el fondo del mar, en las islas Fiji. También cuenta con un submarino para explorar las profundidades del agua y sumergibles que los huéspedes pueden pilotar. Tiene 220 suites y alojarse en este espectacular hotel cuesta aproximadamente 30 mil euros. Tiene 6 restaurantes y 7 bares, biblioteca, sala de conferencias, una capilla y un spa, así como para acceder a este paraíso acuático se hace a través de un ascensor al final de un muelle, por lo que no es necesario bucear. Sin duda alguna, este curioso establecimiento ha de contar con una buena gerencia, así como con una importante campaña de márquetin para poder venderlo a touroperadores y a través de webs de reservas. En este sentido, este hotel podría ser un gran y bonito reto para aquellos estudiantes de márquetin o de dirección de empresas que se forman en la Escola Universitària Formatic Barcelona, quienes salen preparados para afrontar este tipo de retos.
  • Hotel avión. El Hotel está en un avión Jumbo 747 – 200 y se encuentra a las puertas del Aeropuerto Internacional de Estocolmo, Suecia. Se trata de un avión de pasajeros de dos pisos que tiene 25 habitaciones de diferentes categorías, con espacio para tres camas cada una con baño privado, aire acondicionado, WiFi, televisión y vista a las pistas del aeropuerto. Cabe destacar que la suite principal es lo que fue la cabina. Además, cuenta con una cafetería en el segundo piso.
  • El hotel de arena. Ya no está, pero debido a la originalidad de este, no podía faltar, aunque pertenezca al pasado. Un hotel curioso fue el Hotel de arena en la ciudad de Weymouth, en Dorset, Inglaterra. En el año 2008 un grupo de cuatro escultores trabajó durante una semana para levantar el primer hotel del mundo hecho completamente de arena. Este hito que debiera estar en los récords Guinness costaba 20 euros por noche. A su favor tenía la originalidad y la brisa del mar, aunque si hubiera viento o frío, suponemos no soportaríamos por más de dos noches. Además, como puntos negativos tenemos que destacar que el hotel no tenía ni baños ni techos, ya que era un gran castillo con estilo del renacimiento de arena en medio de la playa. Para su construcción se utilizaron más de mil toneladas de arena y las camas eran completamente de arena.
  • Hotel cápsula. En este hotel las habitaciones son en realidad cubículos o cápsulas de algo más de 2 metros de largo por un metro de ancho y otro metro de altura. Un lugar evidentemente no recomendado para claustrofóbicos, pero con gran aceptación ya que existen en ese país, varios hoteles similares. Fueron creados pensando en hombres de negocios que pasan poco tiempo ahí, fuera del trabajo, viajan mucho y les basta con sólo una cama y una televisión, ya que es sólo un sitio donde pasar la noche. En estos nichos en donde generalmente cuentan con Wi-Fi, la proximidad con los vecinos hace que no exista intimidad. La noche cuesta alrededor de 25 euros.

El hotel flotante de Suecia, un lugar en el que pasar un buen fin de semana

En este país escandinavo se encuentra un hotel que aprovecha al océano mejor que nadie y se trata del hotel Salt & Sill, u “hotel flotante”. Este curioso alojamiento que cuenta con una gran demanda está construido en un bote gigante ubicado en la localidad de Klädesholmen, en el municipio de la isla de Tjörn. En concreto, este establecimiento hotelero cuenta con 46 habitaciones y un diseño moderno y vanguardista.

Más para explorar